Docencia investigativa y aprendizaje

Autores/as

  • Omar Parra Rozo

DOI:

https://doi.org/10.15332/s1794-3841.2011.0016.10

Resumen

En la primera década del siglo XXI se profundizó una discusión que venía dándose desde el siglo XX acerca de la diferencia o la simbiosis entre el docente y el docente investigador. Algunos investigadores se inclinan por la primera concepción, a partir de la cual se aboga por un profesor formador, un catedrático, una persona dedicada de lleno a la enseñanza y un maestro, en el amplio sentido de la palabra. Sin desconocer el inmenso valor que esta concepción conlleva, bien se puede zanjar la diferencia con el término “docente investigador”, que además de acopiar la carga mencionada, tiene que estar dispuesto a ser un investigador, un investigador formativo y un “mago” investigador, pendiente de los nuevos adelantos de la ciencia y la tecnología y, en particular, de las posibilidades infinitas que le brindan las tecnologías de la información y la comunicación. Desde esta perspectiva, se puede caminar de la mano de Ken Bain y sus seguidores en pro de una universidad del aprendizaje que apunta a la enseñanza, privilegia la investigación y mantiene una estrecha vinculación docente-estudiante.

Descargas

Publicado

2015-07-01

Cómo citar

Rozo, O. P. (2015). Docencia investigativa y aprendizaje. Hallazgos, 8(16). https://doi.org/10.15332/s1794-3841.2011.0016.10

Número

Sección

Artículos de investigación