##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Mabir Lubieth Reyes Rivera

Resumen

Desde mucho antes de la época conocida como Revolución Industrial, existían trabajadores asalariados que cumplían horarios y vendían su fuerza de trabajo. De la misma manera se evidencia en la historia escrita las diversas luchas obreras que surgen a partir de la indignación de éste gremio por falta de condiciones dignas, aumento salarial y tiempo libre que aunque, no producía remuneración alguna, sí se sentía como necesario para la recuperación física y mental luego de las largas jornadas de trabajo. En nuestra época, el trabajador asalariado y operario, luego de años de lucha, no obtiene ese tiempo de ocio que ayude a su recuperación emocional, física y mental. En éste punto, empieza a hacerse visible que las limitaciones no son solo las generadas por los empleadores o del sistema (aunque definitivamente el modelo capitalista industrializado se instaló con intenciones de no irse nunca), sino también las creadas por el mismo empleado, que no concibe aún la importancia de un tiempo de ocio por encima del trabajo, de la producción y del mismo dinero.El texto se divide en tres partes: la primera, dedicada al proceso de lucha obrera de la revolución industrial, que reconoce las razones del origen de la indignación demostrada por los trabajadores; la segunda, se dedica a la mirada de otros autores y estudiosos del ocio que se han enamorado de ésta visión de desarrollo humano y la última parte denota una idea de investigación con una población operaria en la actualidad.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Investigación formativa