Publicado
2022-01-01

Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia

Scientific Publications in Psychology in Times of Pandemic

DOI: https://doi.org/10.15332/22563067.7872
María Constanza Aguilar Bustamante

Resumen (es)

La pandemia que estamos viviendo nos ha impactado a todos en nuestras vidas cotidianas, nuestras familias y a las sociedades en general. También ha afectado la economía, la política y, por supuesto, el mundo académico, que no se escapa a las consecuencias. Así, todos los procesos de formación en las universidades han cambiado y seguirán cambiando, desde las relaciones con los estudiantes, docentes y administrativos; todas mediadas por la virtualidad y ahora veremos, seguramente, modelos combinados y tendremos que seguir aprendiendo, evaluando y cambiando para mejorar. En este mismo sentido, los procesos de investigación y comunicación científica también cambiaron.

Palabras clave (es): investigación, psicología, pandemia

Resumen (en)

The pandemic we are experiencing has impacted us all in our daily lives, our families, and societies in general; it has also affected the economy, politics, and, of course, the academic world, which has not escaped the consequences. Thus, all the training processes in universities have changed and will continue to change the relationships with students, teachers, and administrators, all mediated by virtuality. Now we will surely see hybrid models and will have to continue learning, evaluating, and changing to improve. In this sense, research and scientific communication processes have also changed.

Palabras clave (en): research, psychology, pandemic

Referencias

Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología [RICYT]. (2021). El estado de la ciencia: principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos. http://www.ricyt.org/category/publicaciones/

Dimensions

PlumX

Visitas

397

Descargas

Los datos de descarga aún no están disponibles.

Cómo citar

Aguilar Bustamante, M. C. . (2022). Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia. Diversitas, 18(1). https://doi.org/10.15332/22563067.7872

La pandemia que estamos viviendo nos ha impactado a todos en nuestras vidas cotidianas, nuestras familias y a las sociedades en general. También ha afectado la economía, la política y, por supuesto, el mundo académico, que no se escapa a las consecuencias. Así, todos los procesos de formación en las universidades han cambiado y seguirán cambiando, desde las relaciones con los estudiantes, docentes y administrativos; todas mediadas por la virtualidad y ahora veremos, seguramente, modelos combinados y tendremos que seguir aprendiendo, evaluando y cambiando para mejorar. En este mismo sentido, los procesos de investigación y comunicación científica también cambiaron.

La producción de investigación ha tenido un crecimiento significativo, en especial en la psicología, que ha evaluado las consecuencias sobre la salud psicológica desde una perspectiva de los trastornos como ansiedad y depresión. Son indiscutibles los efectos sobre la salud mental a nivel mundial sobre los que la Organización Mundial de la Salud ha llamado la atención; los prolongados encierros, la desinformación, el miedo generalizado al contagio, los problemas derivados de los cambios en los procesos de duelo, las consecuencias derivadas de las pérdidas, por ejemplo, han desatado múltiples problemas no solo en la vida individual, sino en las relaciones con los otros, en nuestras familias y comunidades. En este sentido, la revista médica The Lancet recientemente público un estudio en el que revisaron 5638 estudios publicados entre enero de 2020 y enero de 2021, en el que concluyen que estamos ante una nueva pandemia, una que afecta directamente la salud mental de la población. Sin embargo, este artículo no incluyó los numerosos estudios que se han publicado sobre consecuencias en la escuela, la falta de solidaridad, en las polarizaciones políticas, en la desigualdad, en los estallidos sociales y en un sinnúmero de escenarios que comprometen aspectos psicosociales también afectados por esta situación.

Las comunidades profesionales y las asociaciones gremiales también han generado acciones orientadas a atender y responder a las necesidades que generó la pandemia, a saber, el desarrollo de la tele-psicología o la atención virtual crecieron y adaptaron en forma exponencial, en definitiva, la psicología como ciencia y profesión solo ha mostrado resiliencia y seguramente en el corto plazo tendremos que evaluar las consecuencias de estas nuevas formas de atención. Este nuevo campo de acción será determinante en la recuperación del impacto a corto, mediano y largo plazo que hasta ahora comienza a ser percibidos. En Colombia, se destaca especialmente la colaboración entre instituciones y agremiaciones para desarrollar múltiples herramientas y que hoy están disponibles al público en las páginas de la Asociación Colombiana de Facultades de Psicología (Ascofapsi), o las múltiples guías que desarrolló el Colegio Colombiano de Psicólogos (Colpsic) y su estudio macro recientemente publicado con una muestra superior a las 18 000 personas en todo Colombia.

Adicionalmente, el mundo ha presionado y lo seguirá haciendo, para mostrar las consecuencias de la desigualdad acrecentadas en medio de esta pandemia, la cual evidencia cada día que esta desigualdad nos afectará a todos. El surgimiento de variantes más agresivas del COVID por la falta de empatía al no permitir las patentes de las vacunas en los países africanos o como antes se mencionó, en que el número de muertos en todo el mundo se presentó entre poblaciones más vulnerables y con un papel clave en cuanto a la desinformación, la cual se expandió en poblaciones con menos acceso a la educación. Este es un reflejo de cómo la falta de acceso a la información perjudica la salud y el bienestar de las comunidades.

En este mismo camino, se ha generado presión por aumentar el acceso abierto y, hoy en día, el Plan Europeo de Ciencia Horizonte, 2020, en el que la estrategia del denominado Plan S ha llevado a un incremento en los acuerdos transformacionales y en el impulso al acceso abierto, Colombia sin tener aún una política de acceso abierto, por medio de ASCUN, ha participado en el desarrollo de consorcios transformacionales que buscan que las negociaciones con los grandes consorcios editoriales se construyan de forma más justa y que no se desangren los escasos recursos dedicados a investigación de nuestras instituciones. Este tipo de acuerdos son de especial interés para Colombia, debido a que a pesar de ser uno de los 3 países más poblados de Latinoamérica, es uno de los que menos invierte en ciencia: según el reciente informe del RICYT (2021), publicado por la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT). No obstante, como este informe lo indica, el crecimiento en publicaciones indizadas en Scopus desde Colombia ha sido de los más destacados de la región, esperemos que esto no sea solo una burbuja provocada por los sistemas de evaluación de los procesos de acreditación y por los sistemas de incentivos. Al parecer el acceso abierto en tiempos de pandemia parece necesario e inevitable, por fortuna una buena parte de las revistas colombianas se han movido en esta dirección con el apoyo de las universidades que han visto en ellas un recurso estratégico y un patrimonio cultural de las universidades.

Los tiempos de pandemia no han pasado y posiblemente no pasarán del todo y los equipos de las publicaciones científicas, en especial las de la psicología, tendrán que estar atentos a construir en medio de las nuevas realidades y de los nuevos retos que se nos presentarán.

The pandemic we are experiencing has impacted us all in our daily lives, our families, and societies in general; it has also affected the economy, politics, and, of course, the academic world, which has not escaped the consequences. Thus, all the training processes in universities have changed and will continue to change the relationships with students, teachers, and administrators, all mediated by virtuality. Now we will surely see hybrid models and will have to continue learning, evaluating, and changing to improve. In this sense, research and scientific communication processes have also changed.

Research production has grown significantly, especially in psychology, which has evaluated the consequences on psychological health from the perspective of disorders such as anxiety and depression. The effects on mental health worldwide, to which the World Health Organization has drawn attention, are indisputable; prolonged confinement, misinformation, fears of contagion, problems arising from changes in the mourning process, and the consequences of loss, for example, have unleashed multiple problems not only in the lives of individuals, but in their relationships with others, in our families, and our communities. The Lancet recently published a study in which they reviewed 5,638 studies published between January 2020 and January 2021, to conclude that we are facing a new pandemic, one that directly affects the mental health of the population. However, this article did not include the numerous studies that have been published on the consequences in schools, solidarity, political polarization, inequality, social outbursts, and countless other scenarios that compromise psychosocial aspects.

Professional communities and trade associations have also generated actions oriented to meet and respond to the needs generated by the pandemic, namely, the development of telepsychology or virtual care grew and adapted exponentially; in short, psychology as a science and profession has only shown resilience and surely, in the short term, we will have to evaluate the consequences of these new forms of care. This new field of action will be decisive in the recovery of the short, medium, and long-term impact that so far is beginning to be perceived.

In Colombia, it is especially remarkable the collaboration between institutions and associations for the development of multiple tools that are now available to the public in the pages of the Colombian Association of Psychology Faculties (Ascofapsi) or the multiple guides developed by the Colombian College of Psychologists (Colpsic) and its recently published macro study with a sample of more than 18,000 people throughout Colombia.

In addition, the world has pushed and will continue to do so to show the consequences of inequality, which increased amid this pandemic and is evidencing that it affects us all. The emergence of more aggressive variants of COVID due to the lack of empathy in not allowing the patenting of vaccines in African countries, the number of deaths worldwide occurred in the most vulnerable populations, and misinformation spread among populations with less access to education. This is a reflection on how the lack of access to information harms the health and well‑being of communities

There has also been pressure to increase open access and, nowadays, the European Horizon 2020 Science Plan, with the Plan S strategy, has led to an increase in transformational agreements and the promotion of open access. Colombia, without yet having an open access policy, has participated through ASCUN in the development of transformational consortia that seek to ensure that negotiations with large publishing consortia are built in fairer ways and that the scarce resources dedicated to research in our institutions are not bled dry. These types of agreements are of special interest for Colombia, which despite being one of the three most populated countries in Latin America, is one of the countries that invests the least in science according to the recent RICYT report (2021) published by the Ibero-American Network of Science and Technology Indicators (RICYT). However, as this report indicates, the growth in indexed publications in Scopus has been one of the most outstanding in the region. Let us hope that this is not just a bubble caused by the evaluation systems of the accreditation processes and the incentive systems. It seems that open access in times of pandemic is necessary and inevitable; fortunately, a good share of the Colombian journals has moved in this direction with the support of universities that have seen in them a strategic resource and a cultural heritage.

The times of pandemic have not passed and, possibly, will not pass completely and the teams of scientific publications, especially those in the area of psychology, will have to be attentive to build amid the new realities and the new challenges that will be presented to us.

Referencias

  1. Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología [RICYT]. (2021). El estado de la ciencia: principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos. http://www.ricyt.org/category/publicaciones/[Link] 🠔
  2. RICYT. (2021). El estado de la ciencia: principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos. http://www.ricyt.org/category/publicaciones/ 🠔
Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia

Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia

María Constanza Aguilar Bustamante

Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia

Diversitas: Perspectivas en Psicología, vol. 18, núm. 1, 2022

Universidad Santo Tomás

La pandemia que estamos viviendo nos ha impactado a todos en nuestras vidas cotidianas, nuestras familias y a las sociedades en general. También ha afectado la economía, la política y, por supuesto, el mundo académico, que no se escapa a las consecuencias. Así, todos los procesos de formación en las universidades han cambiado y seguirán cambiando, desde las relaciones con los estudiantes, docentes y administrativos; todas mediadas por la virtualidad y ahora veremos, seguramente, modelos combinados y tendremos que seguir aprendiendo, evaluando y cambiando para mejorar. En este mismo sentido, los procesos de investigación y comunicación científica también cambiaron.

La producción de investigación ha tenido un crecimiento significativo, en especial en la psicología, que ha evaluado las consecuencias sobre la salud psicológica desde una perspectiva de los trastornos como ansiedad y depresión. Son indiscutibles los efectos sobre la salud mental a nivel mundial sobre los que la Organización Mundial de la Salud ha llamado la atención; los prolongados encierros, la desinformación, el miedo generalizado al contagio, los problemas derivados de los cambios en los procesos de duelo, las consecuencias derivadas de las pérdidas, por ejemplo, han desatado múltiples problemas no solo en la vida individual, sino en las relaciones con los otros, en nuestras familias y comunidades. En este sentido, la revista médica The Lancet recientemente público un estudio en el que revisaron 5638 estudios publicados entre enero de 2020 y enero de 2021, en el que concluyen que estamos ante una nueva pandemia, una que afecta directamente la salud mental de la población. Sin embargo, este artículo no incluyó los numerosos estudios que se han publicado sobre consecuencias en la escuela, la falta de solidaridad, en las polarizaciones políticas, en la desigualdad, en los estallidos sociales y en un sinnúmero de escenarios que comprometen aspectos psicosociales también afectados por esta situación.

Las comunidades profesionales y las asociaciones gremiales también han generado acciones orientadas a atender y responder a las necesidades que generó la pandemia, a saber, el desarrollo de la tele-psicología o la atención virtual crecieron y adaptaron en forma exponencial, en definitiva, la psicología como ciencia y profesión solo ha mostrado resiliencia y seguramente en el corto plazo tendremos que evaluar las consecuencias de estas nuevas formas de atención. Este nuevo campo de acción será determinante en la recuperación del impacto a corto, mediano y largo plazo que hasta ahora comienza a ser percibidos. En Colombia, se destaca especialmente la colaboración entre instituciones y agremiaciones para desarrollar múltiples herramientas y que hoy están disponibles al público en las páginas de la Asociación Colombiana de Facultades de Psicología (Ascofapsi), o las múltiples guías que desarrolló el Colegio Colombiano de Psicólogos (Colpsic) y su estudio macro recientemente publicado con una muestra superior a las 18 000 personas en todo Colombia.

Adicionalmente, el mundo ha presionado y lo seguirá haciendo, para mostrar las consecuencias de la desigualdad acrecentadas en medio de esta pandemia, la cual evidencia cada día que esta desigualdad nos afectará a todos. El surgimiento de variantes más agresivas del COVID por la falta de empatía al no permitir las patentes de las vacunas en los países africanos o como antes se mencionó, en que el número de muertos en todo el mundo se presentó entre poblaciones más vulnerables y con un papel clave en cuanto a la desinformación, la cual se expandió en poblaciones con menos acceso a la educación. Este es un reflejo de cómo la falta de acceso a la información perjudica la salud y el bienestar de las comunidades.

En este mismo camino, se ha generado presión por aumentar el acceso abierto y, hoy en día, el Plan Europeo de Ciencia Horizonte, 2020, en el que la estrategia del denominado Plan S ha llevado a un incremento en los acuerdos transformacionales y en el impulso al acceso abierto, Colombia sin tener aún una política de acceso abierto, por medio de ASCUN, ha participado en el desarrollo de consorcios transformacionales que buscan que las negociaciones con los grandes consorcios editoriales se construyan de forma más justa y que no se desangren los escasos recursos dedicados a investigación de nuestras instituciones. Este tipo de acuerdos son de especial interés para Colombia, debido a que a pesar de ser uno de los 3 países más poblados de Latinoamérica, es uno de los que menos invierte en ciencia: según el reciente informe del RICYT (2021), publicado por la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT). No obstante, como este informe lo indica, el crecimiento en publicaciones indizadas en Scopus desde Colombia ha sido de los más destacados de la región, esperemos que esto no sea solo una burbuja provocada por los sistemas de evaluación de los procesos de acreditación y por los sistemas de incentivos. Al parecer el acceso abierto en tiempos de pandemia parece necesario e inevitable, por fortuna una buena parte de las revistas colombianas se han movido en esta dirección con el apoyo de las universidades que han visto en ellas un recurso estratégico y un patrimonio cultural de las universidades.

Los tiempos de pandemia no han pasado y posiblemente no pasarán del todo y los equipos de las publicaciones científicas, en especial las de la psicología, tendrán que estar atentos a construir en medio de las nuevas realidades y de los nuevos retos que se nos presentarán.

The pandemic we are experiencing has impacted us all in our daily lives, our families, and societies in general; it has also affected the economy, politics, and, of course, the academic world, which has not escaped the consequences. Thus, all the training processes in universities have changed and will continue to change the relationships with students, teachers, and administrators, all mediated by virtuality. Now we will surely see hybrid models and will have to continue learning, evaluating, and changing to improve. In this sense, research and scientific communication processes have also changed.

Research production has grown significantly, especially in psychology, which has evaluated the consequences on psychological health from the perspective of disorders such as anxiety and depression. The effects on mental health worldwide, to which the World Health Organization has drawn attention, are indisputable; prolonged confinement, misinformation, fears of contagion, problems arising from changes in the mourning process, and the consequences of loss, for example, have unleashed multiple problems not only in the lives of individuals, but in their relationships with others, in our families, and our communities. The Lancet recently published a study in which they reviewed 5,638 studies published between January 2020 and January 2021, to conclude that we are facing a new pandemic, one that directly affects the mental health of the population. However, this article did not include the numerous studies that have been published on the consequences in schools, solidarity, political polarization, inequality, social outbursts, and countless other scenarios that compromise psychosocial aspects.

Professional communities and trade associations have also generated actions oriented to meet and respond to the needs generated by the pandemic, namely, the development of telepsychology or virtual care grew and adapted exponentially; in short, psychology as a science and profession has only shown resilience and surely, in the short term, we will have to evaluate the consequences of these new forms of care. This new field of action will be decisive in the recovery of the short, medium, and long-term impact that so far is beginning to be perceived.

In Colombia, it is especially remarkable the collaboration between institutions and associations for the development of multiple tools that are now available to the public in the pages of the Colombian Association of Psychology Faculties (Ascofapsi) or the multiple guides developed by the Colombian College of Psychologists (Colpsic) and its recently published macro study with a sample of more than 18,000 people throughout Colombia.

In addition, the world has pushed and will continue to do so to show the consequences of inequality, which increased amid this pandemic and is evidencing that it affects us all. The emergence of more aggressive variants of COVID due to the lack of empathy in not allowing the patenting of vaccines in African countries, the number of deaths worldwide occurred in the most vulnerable populations, and misinformation spread among populations with less access to education. This is a reflection on how the lack of access to information harms the health and well‑being of communities

There has also been pressure to increase open access and, nowadays, the European Horizon 2020 Science Plan, with the Plan S strategy, has led to an increase in transformational agreements and the promotion of open access. Colombia, without yet having an open access policy, has participated through ASCUN in the development of transformational consortia that seek to ensure that negotiations with large publishing consortia are built in fairer ways and that the scarce resources dedicated to research in our institutions are not bled dry. These types of agreements are of special interest for Colombia, which despite being one of the three most populated countries in Latin America, is one of the countries that invests the least in science according to the recent RICYT report (2021) published by the Ibero-American Network of Science and Technology Indicators (RICYT). However, as this report indicates, the growth in indexed publications in Scopus has been one of the most outstanding in the region. Let us hope that this is not just a bubble caused by the evaluation systems of the accreditation processes and the incentive systems. It seems that open access in times of pandemic is necessary and inevitable; fortunately, a good share of the Colombian journals has moved in this direction with the support of universities that have seen in them a strategic resource and a cultural heritage.

The times of pandemic have not passed and, possibly, will not pass completely and the teams of scientific publications, especially those in the area of psychology, will have to be attentive to build amid the new realities and the new challenges that will be presented to us.

Referencias

Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología [RICYT]. (2021). El estado de la ciencia: principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos. http://www.ricyt.org/category/publicaciones/

RICYT. (2021). El estado de la ciencia: principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos. http://www.ricyt.org/category/publicaciones/

Información adicional

Citar como: Aguilar Bustamante, M. C. (2022). Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia. Diversitas: Perspectivas en Psicología, 18(1). https://doi.org/10.15332/22563067.7872

Secciones
Cómo citar
APA
ISO 690-2
Harvard
Diversitas: Perspectivas en Psicología
ISSN: 1794-9998
Vol. 18
Num. 1
Año. 2022

Las publicaciones científicas en psicología en tiempos de pandemia

María Constanza Aguilar Bustamante
Universidad Santo Tomás,Colombia
Contexto
Descargar
Todas

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 > >>