##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Edgar Guarín Ramírez http://orcid.org/0000-0002-3329-1591 Luisa Olarte López http://orcid.org/0000-0002-4670-1158 Juan Garzón Barrera http://orcid.org/0000-0003-2907-6781

Resumen

A partir de los desarrollos en torno al concepto de pluralismo social, el alto tribunal de lo constitucional en Colombia ha abierto la puerta al reconocimiento de derechos a sectores de la población que durante mucho tiempo fueron excluidos: indígenas, afrodescendientes, comunidades rom, etc. Empero, dichos desarrollos también han conducido a hacer una defensa de las convicciones personales de cada individuo -erigidas como derechos a través del concepto de libre desarrollo de la personalidad- cuyo ejercicio, en ocasiones, interfiere con derechos de otras personas legítimamente constituidos, lo cual es causa de confrontación social. Los enconados debates en casos como los de la eutanasia, el aborto, las uniones de parejas del mismo sexo, la dosis personal, entre otros, son muestra de ello.    Jurídicamente la problemática se relaciona con temas que refieren al concepto mismo de derecho y los elementos que le estructuran, la recta administración de justicia, el papel de los jueces constitucionales y la conservación del orden social como un bien común. 

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos