##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Jaime Garcia Neumann

Resumen

Como lo muestra la historia de la economía, los procesos especulativos suelen conducir a crisis económicas. En el mundo globalizado actual, sus consecuencias afectan el trabajo productivo y la vida de millones de personas en numerosos países, lo que constituye una violación de sus derechos humanos básicos. Es hora de regular a nivel internacional tales procesos y de eliminar de la actividad financiera sus prácticas perjudiciales. En este trabajo presentamos un paralelo entre la crisis de 1929 y la crisis que estalló en 2007, que sigue afectando grandes sectores del mundo. Estudiamos sus orígenes y la relación entre la última crisis con dos hechos: la desregularización neoliberal de los años 70 y el proceso de creciente financiarización de las economías. También, la magnitud de la actual burbuja especulativa y las instituciones y actividades que la alimentan. Concluimos con las propuestas de solución que actualmente se discuten, semejantes a las que tomó en su momento el presidente F. D. Roosevelt. La especulación financiera puede y debe ser declarada delito contra la humanidad.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos