##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Eduardo Alberto Gómez Bello

Resumen

Para los muiscas, asentados en el territorio cundiboyacense, el agua era un elemento divino al que le dedicaban ceremonias religiosas, además que la cuidaban y protegían porque era el recurso para sus alimentos y para asearse. Con la llegada de los españoles, se funda Santafé de Bogotá entre los ríos San Agustín (hoy calle 6) y San Francisco (hoy Avenida Jiménez o calle 13), de donde los pobladores tomaban el agua para los alimentos, lavaban la ropa, se bañaban, botaban la basura y donde las aguateras llenaban las múcuras para vender el agua a las habitantes de la ciudad. Eran sitios públicos en donde la chusma, principalmente, se divertía.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Palabras Clave
Referencias
Cómo citar
Gómez Bello, E. A. (2020). La fuente: representación de la vida y el dinamismo del cambio. Sol De Aquino, (18), 96-98. https://doi.org/10.15332/27448487.6730
Sección
Perfiles