El castigo, un garante del bienestar social

Autores/as

  • Wilmer Garzón Universidad Santo Tomás

Resumen

Jean-Jacques Rousseau afirma que cada ser humano desea garantizar su supervivencia, por ello, cada individuo le concede al Estado su libertad natural, a cambio de que éste le garantice su conservación y su bienestar personal, adquiriendo así la libertad civil. De esta manera, cuando el individuo comete una falta que contraríe este acuerdo debe ser castigado se según las leyes. A este pacto el autor lo denomina Contrato Social (Rousseau, 1973, p. 17-19). En el presente texto se aducirá que los castigos son uno de los garantes para que las personas cumplan con el contrato social.

Descargas

Publicado

2019-04-01

Número

Sección

UniverCitario