##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Clara Burbano Herrera

Resumen

Hoy en día, las medidas provisionales tienen un papel clave en muchos de los casos que se presentan ante el Sistema Europeo de Derechos Humanos. El instrumento ha sido concebido para preservar y proteger los derechos y libertades de las personas en situación de extrema gravedad y urgencia, junto con los intereses de las partes en un caso ante la Corte. Esta figura jurídica se aplica diariamente desde hace más de medio siglo, primero por la antigua Comisión Europea de Derechos Humanos (Comisión Europea o Comisión) y posteriormente por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (Tribunal Europeo, TEDH).A pesar de que las medidas provisionales han adquirido en el tiempo una importancia creciente en la jurisprudencia, los Estados frente a una medida que les obliga a actuar, a veces se niegan a cumplirlas. Esta contribución pretende dar un panorama exhaustivo de las incompatibilidades del Estado. Se argumenta que el número de incumplimientos está aumentando constantemente, al igual que el número de perpetradores, no sólo entre los "nuevos" Estados miembros, sino también entre los "antiguos" Estados miembros e incluso los "padres fundadores" y que este Pueden tener un efecto negativo en el sistema de supervisión en su conjunto. Sin embargo, el Tribunal Europeo y el Comité de Ministros pueden tomar algunas iniciativas para mejorar y racionalizar el procedimiento relativo a las medidas provisionales, en el que todos los actores de la diferencia pueden beneficiarse.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Autores Invitados