DOI: https://doi.org/10.15332/s1900-0448.2018.0049.05

Artículo de investigación

Migración temporal vs. permanente: análisis de la migración de colombianos a Brasil, 2007-2015*

Sebastián Polo Alvis**

Enrique Serrano López***

Francelly Steffany Triana Barragán****

* La presente investigación se realizó en el marco del Semillero de Migraciones Colombianas al Exterior, de la Universidad del Rosario, Bogotá D. C., Colombia. Los autores agradecen a Natalia Puentes, a Katherine Cardozo y a Susana Jiménez por su colaboración para la realización de este artículo. Citar como: Polo, S, Serrano, E y Triana, F. .S. (2018). Migración temporal vs permanente: análisis de la migración de colombianos a Brasil, 2007-2015. IUSTA, 2(49), 115-143. DOI: https://doi.org/10.15332/s1900-0448.2018.0049.05
** Politólogo de la Universidad del Rosario, Bogotá D. C., Colombia. Docente y joven investigador de la línea de investigación sobre Dinámicas y Asuntos Internacionales del Grupo de Estudios Políticos Internacionales (GEPI), de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, en la que se desarrolla el proyecto de investigación sobre las dinámicas migratorias colombianas hacia el exterior en los siglos XX y XXI. Correo electrónico: sebastian.polo@urosario.edu.co
*** Candidato a doctor en Filosofía de la Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá D. C., Colombia. Magíster en Estudios de Asia y África del Colegio de México, y magíster en Análisis de Problemas Políticos Económicos Internacionales de la Universidad Externado de Colombia y el IEP de París. Comunicador social y filósofo de la Universidad Javeriana. Es profesor de planta e investigador de la Universidad del Rosario, Bogotá D. C., Colombia, del proyecto sobre las dinámicas migratorias colombianas hacia el exterior en los siglos XX y XXI. Correo electrónico: enriqueserrano3@gmail.com
**** Internacionalista de la Universidad del Rosario, Bogotá D. C., Colombia. Con formación académica enfocada a las áreas de seguridad y defensa, migraciones internacionales y migraciones laborales. Asistente de investigación en el proyecto de investigación sobre las dinámicas migratorias colombianas hacia el exterior en los siglos XX y XXI, en el marco del Semillero de Migraciones Colombianas al Exterior. Correo electrónico: francelly.triana@urosario.edu.co

Recibido: 15 de diciembre de 2017 - Aprobado: 3 de marzo de 2018


Resumen

El presente manuscrito tiene como objetivo principal analizar el estado actual de la migración de colombianos a Brasil, exponiendo para tal fin dos fenómenos como lo son la migración temporal y la migración permanente hacia este destino. Este documento busca examinar las razones por las cuales la migración temporal de colombianos tiende a ser dominante sobre la migración permanente a Brasil. Para este efecto, se tendrá en cuenta como base principal los flujos migratorios en las áreas laboral y estudiantil, focalizándose en los datos de los años comprendidos entre 2007 y 2015. Se pretende que el lector avizore las tendencias migratorias vigentes de la población colombiana en Brasil, como resultado de un nuevo fenómeno migratorio enmarcado tras la tercera gran ola migratoria colombiana.

Palabras clave: migraciones, Colombia, Brasil, migración temporal, migración permanente, América Latina.


Temporary vs. permanent migration: analysis of the migration of Colombians to Brazil, 2007-2015

Abstract

The main objective of this paper consists in analyzing the actual situation of Colombian migrations in Brazil, exposing the two main phenomena as it is the temporary and the permanent migration. This document aims to study the main main reasons why temporary migration of Colombians to Brazil tends to prevail over permanent migration. For this, the migratory fluxes in education and work will be taken as the main sources, focusing on the period between 2007 and 2015. This work expects to be as a useful tool for understanding the main trends of migrations to Brazil and the role of Colombian inmigrants in this phenomenon; purpose considered an important effort to complement the studies on the third Colombian wave of migration.

Keywords: migrations, Colombia, Brazil, temporary migration, permanent migration, Latin America.


Migração temporária vs. estudo: análise da migração dos colombianos para o Brasil, 2007-2015

Resumo

O objetivo principal deste manuscrito é analisar a situação atual da migração de colombianos para o Brasil, expondo dois fenômenos como migração temporária e migração permanente para este destino. Este documento procura examinar as razões pelas quais a migração temporária de colombianos tende a ser dominante em relação à migração permanente para o Brasil. Para isso, os fluxos migratórios nas áreas trabalhista e estudantil serão considerados como base principal, com foco nos dados dos anos entre 2007 e 2015. Espera-se que o leitor veja as atuais tendências migratórias da população colombiana no Brasil, como resultado de um novo fenômeno migratório emoldurado após a terceira grande onda migratória colombiana.

Palavras-chave: migrações, Colômbia, Brasil, migração temporária, migração permanente, América Latina.


Introducción

De conformidad con Sánchez y Calderón (2017),

Al ser concebidos como universales, los derechos humanos no deberían tener fronteras ni nacionalidad, puesto que están dirigidos a todos los seres humanos. Al ser universales, trascienden las fronteras y al dirigirse hacia la protección de los individuos, se deben dejar a un lado las ciudadanías o nacionalidades. Por lo tanto, son los Estados los que tienen la obligación de garantizar a cualquier individuo su cumplimiento, sin importar si es o no nacional del Estado en que se encuentre (p. 56).

Estudiar las migraciones es abordar uno de los fenómenos que han estado presentes históricamente desde el desarrollo mismo de la humanidad y que hoy se posiciona como uno de los fenómenos sociales más importantes del siglo XXI. Colombia ha tenido una larga historia como emisor de migrantes en el transcurso de los últimos cincuenta años, esto dado por factores como la globalización, la búsqueda de nuevos horizontes económicos, académicos y profesionales, así como la necesidad de satisfacción de diferentes necesidades que no se han logrado obtener en el país, entre estas una mejor sensación de seguridad y el obtener una mayor proyección profesional, entre otros elementos. Además, también se ha evidenciado la migración influenciada tangencialmente por factores asociados al conflicto armado que ha estado presente en el país, especialmente en las últimas décadas del siglo XX.

En este ámbito, cabe resaltar como temas de estudio los movimientos de colombianos a Brasil de permanencia, tanto a largo plazo como a corto plazo:

De este flujo migratorio hacen parte aquellos movimientos de personas en […] el desarrollo de una actividad concreta durante un período de tiempo determinado en el destino. Dentro de estos flujos se pueden mencionar la movilidad estudiantil, la movilidad de trabajadores calificados y empresarios, inversionistas y otros que son calificados por algunos como expatriados (Tuirán, 2009, en Cortés Saavedra, 2012, p. 7).

De esta manera, el objetivo principal del presente trabajo será analizar el estado actual de la migración de colombianos a Brasil, exponiendo para tal fin dos fenómenos como lo son la migración temporal y la migración permanente hacia este destino. Para lograr este propósito, en primer lugar, se identificarán los cambios en el contexto histórico y económico de Brasil a través de los últimos 30 años. En esto, se hará énfasis en los cambios y las características sociales y culturales, políticas y económicas, que han estado presentes en la sociedad brasileña desde la instauración de la democracia en 1984, buscando así realizar una revisión somera del panorama político y económico de los últimos 30 años de este país.

En un segundo acápite, se presentará un estudio estadístico evidenciando las tendencias de migración permanente a Brasil. Además, se tendrán en cuenta las características específicas del común de los colombianos que han migrado a este país, con el fin de realizar una aproximación al perfil migratorio de ellos con este destino enfocándose en su ubicación en el mercado laboral y en la academia. Asimismo, en una tercera parte, se buscarán identificar las diferentes tendencias migratorias de colombianos en Brasil y determinar las razones que impulsan a estos a migrar de manera temporal al país. Se presentarán diferentes rasgos del panorama brasileño que crean incentivos para la migración temporal en los ámbitos académico y laboral.

Este estudio, además, pretende presentar diferentes aspectos tanto en el área académica como laboral que fortalezcan la búsqueda de Brasil como un destino académico y laboral a corto plazo. En un primer momento, en el área académica, se expondrán temas como la calidad de la educación superior, la inversión estatal en este sector y los incentivos a estudiantes internacionales, entre los que se encuentran la gratuidad en cupos a estudiantes extranjeros, las becas de posgrado, la existencia de programas como el Convenio PECG, temas de cupos, costo de los estudios y de vida, entre otros. Por otro lado, en términos laborales, se identificarán los diferentes programas de cooperación a nivel laboral existentes entre los dos países, los incentivos a la migración de mano de obra calificada, la existencia de programas de trabajo temporal y trabajos de verano, mayor oferta laboral y nuevos espacios para el desarrollo profesional, entre otros.

Es aquí donde cabe resaltar que las migraciones de colombianos a Brasil han tendido a aumentar establemente durante los últimos veinte años, esto respondiendo a diferentes condiciones internas del país así como a la realización de diferentes acuerdos entre los dos países y a las facilidades de movimiento de personas de uno a otro. Entre estos acuerdos se destacan convenios entre instituciones como Colciencias, el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño, el Ministerio de Educación, la Coordenação de Aperfeiçoamento de

Pessoal de Nível Superior (CAPES), el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT), el Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico (CNPq) y el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), entre otras instituciones; además del crecimiento de convenios y de programas de cooperación Sur-Sur e intrarregional de los cuales Brasil y Colombia hacen parte como miembros y colaboradores especialmente en temas de desarrollo y educación.

Igualmente, es importante resaltar que la embajada de Brasil en Colombia expide visas a tres tipos de migrantes colombianos. El primero, con el mayor flujo, esta constituido por estudiantes de posgrados o doctorados y se trata de un sector que suele regresar a Colombia aĺ finalizar sus estudios. El siguiente grupo, es el de los colombianos que trabajan en multinacionales en Brasil –en Petrobras en particular– y que se trasladan a ese país con su familia. El tercer grupo en número, es el de personal directivo de empresas colombianas que invierten en Brasil (Ramírez, 2006, p. 14).

Un nuevo respisce pollum: panorama político y económico de Brasil

A partir de 1984, año en el cual finalizó la junta militar y se dio apertura a elecciones presidenciales y legislativas después de más de 20 años de gobiernos militares y dictadura, Brasil comenzó una nueva era en su panorama político. Con el triunfo de Tancredo Neves en las elecciones de transición a presidencia por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño –PMDB– y posterior subida al poder de su vicepresidente José Sarney tras su deceso, se da el retorno a la democracia en Brasil. Este proceso estuvo asistido de diferentes cambios institucionales que contribuyeron a la adaptación del sistema institucional al nuevo orden del país. Esta transición tuvo como puntos principales cuatro cambios dados entre el año 1984 y la llegada de Luiz Inácio Lula da Silva al poder en 2003.

En un primer momento se evidencia la ruptura con el autoritarismo legado de la junta militar, que se observa desde 1985 y hasta 1988, reforzado por la instauración de una nueva Constitución nacional, con miras a superar los elementos de Estado pretoriano y de pseudobipartidismo imperantes durante la junta militar.

En esta se tienen como pilares básicos las elecciones libres y transparentes, de esta manera:

La Constitución de 1988 inauguró una nueva era en el constitucionalismo brasileño, quebrando el ciclo autoritario que dominó al Brasil de 1964 (fecha de la revolución militar que se implantó en el país por más de veinte años), hasta mediados de la década del 80. […] un texto moderno, con innovaciones de relevante importancia para el constitucionalismo brasileño y hasta mundial (Figueiredo, 2008, p. 210).

Seguido a esto, en los años 1994 y 1995 se dio en el país un nuevo “plan real”, impulsado por el ministro de Hacienda Fernando Henrique Cardoso (posteriormente presidente en 1995) durante la presidencia de Itamar Franco (1992-1995), como respuesta al crecimiento inflacionario descontrolado de los años anteriores; inflación que llegó a un aumento de más del 4000 % anual en 1989 con respecto al año inmediatamente anterior (ver Figura 1). Este plan “supuso la conquista de la estabilización monetaria sostenida y significó también una profunda ruptura con el pasado reciente, marcado por experiencias estabilizadoras ineficaces y de corta duración que, al terminar, generaron tasas todavía más elevadas de inflación” (Diniz, 2004, p. 63).

Sin embargo, a partir de allí se generó un acuerdo general en tanto el mantenimiento de un balance macroeconómico para lograr un crecimiento sostenible en el país.

Seguido de esto, en la presidencia de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003),

Se extiende la idea de que las políticas neoliberales han tenido un alto coste social, generando efectos perjudiciales de gran repercusión, como los altos índices de desempleo, la recesión, la reducción del mercado laboral formal (supresión de cerca de dos millones de empleos regulados en la industria) y la destrucción del ya precario sistema de protección social vinculado al modelo anterior (Diniz, 2004, p. 64).

A partir de este momento, se comienzan a evidenciar los primeros rasgos del panorama político actual brasileño tales como el aumento de la corrupción, del gasto público, el debilitamiento de los sindicatos y el incremento en las tensiones internas de los partidos políticos, especialmente entre el mismo Partido del Movimiento Democrático Brasileño, entre otros. Con la llegada a la presidencia de Luiz Inácio da Silva, se da inicio a una desarticulación frente a las políticas anteriores respaldadas por el presidente anterior, el socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso, y se comienzan a forjar diversas transformaciones internas en el Partido de los Trabajadores – PT.

Estas transformaciones fueron detectadas por uno de los sectores más influyentes del PT. Así, por ejemplo, en un artículo publicado en 1997, Luiz Dulci, dirigente del PT perteneciente a la corriente de articulación, reconoce los profundos cambios que ha experimentado la sociedad brasileña, y defiende la necesidad de una nueva postura del partido para hacer frente a los desafíos de ese momento (Diniz, 2004, p. 67).

Por otro lado, adicionalmente a las tasas inflacionarias, se pueden evidenciar a través de los años los cambios abruptos que se han dado en el crecimiento del PIB brasileño. Es importante resaltar en este ámbito que las variaciones entre los años 1994 y 2014, si bien no presentan un crecimiento sostenido en el PIB del país, sí muestran valores positivos, exceptuando 2009, año en el cual se da un crecimiento negativo del -0.126 % como respuesta a la crisis económica mundial de 2008. Sin embargo, a pesar del crecimiento durante los años mencionados, ha habido un fuerte decrecimiento entre 2010 y 2015.

No obstante, los índices de crecimiento porcentual del PIB en Brasil alcanzan a llegar al registro de un aumento del 5.7, 6.07 y 7.54 % anual para los años 2004, 2007 y 2010 respectivamente (ver Figura 2), lo cual representa un avance económico de gran importancia que repercute directamente en la expansión de un mercado laboral dentro de una economía en auge. Otros factores que influyen en el panorama social y económico del país, son la tasa de alfabetización mayor al 90 % (PNUD, 2009) y las tasas de desempleo.

Actualmente, se puede evidenciar que la tasa de desempleo de Brasil se encuentra entre una de las más altas de la región, con un 13.2 % frente al 9.4 % de Colombia según cifras del IBGE y el Dane en el año 2017 respectivamente. Sin embargo, al contrastar las cifras de desempleo de los dos países en los años anteriores, entre 2012 y 2015 se evidenciaron mayores oportunidades de empleabilidad en

Brasil, es decir, una tasa de desempleo menor con referencia a la colombiana, en la que en este país oscilaba entre 5.5 y 6.9 % (IBGE, 2017), mientras que en Colombia rondó entre 10.9 y 9.8 % (Dane, 2017). Todos estos factores han contribuido a los cambios en las tendencias migratorias de colombianos al país vecino, al aumento de las migraciones de estos o al retorno gracias a las condiciones no tan favorables de vida allí.

Migración permanente de colombianos a Brasil

Según cifras del Dane, teniendo en cuenta el Censo Nacional de 2005 como el registro estadístico oficial más reciente, 3 378 345 colombianos, menos de un 10 % del total de la población nacional, se encuentran residiendo de manera permanente en el exterior. Los colombianos que emigran lo hacen por diversas razones y hacia diferentes destinos. De estos, las estimaciones oficiales calculan la presencia de aproximadamente 27 274 colombianos residentes en Brasil (Cancillería, 2015).

Cabe resaltar la disparidad de datos existentes por parte de las diferentes autoridades migratorias en ambos países. Según datos del censo demográfico del IGBE de 2010, institución encargada de realizar los censos en Brasil, soportados por la Cepal, el número de colombianos residentes en ese país es de 6851 para el año 2010. Sin embargo, según datos suministrados por la Cancillería de la República de Colombia, el número de connacionales registrados en Brasil a 2014 es de 27 274, cifra extraída de datos oficiales del Departamento de Extranjeros del Ministerio de Justicia de Brasil. Por lo tanto, para efectos de esta investigación se tendrán en cuenta las cifras del IGBE compiladas por el Proyecto IMILA-Celade de la Cepal, mientras que para la dispersión territorial de la migración colombiana en Brasil (Mapa 1) se tomarán los datos suministrados por la Cancillería, evidenciando que:

No es posible establecer con precisión la cantidad de colombianos que se quedan en Brasil con o sin visa; los registrados en los consulados son muy pocos y no representan ni una quinta parte de la población estimada por esas mismas entidades (Ramírez, 2006, p.14).

Según los datos del IBGE, del Instituto de Censos Demográficos de Brasil y del Proyecto IMILA-Celade de la Cepal (2017), las migraciones de colombianos a Brasil han tenido un aumento significativo desde los años noventa, pasando de 2073 en 1990 a 4159 en 2000 y posteriormente a más de 6850 para 2010 (ver Tabla 1), esto debido a las condiciones económicas, políticas y sociales internas de Colombia, como también a las mejoras de la calidad de vida en Brasil, la transición a la democracia y los aumentos en el PIB, entre otros factores que pueden verse reflejados en este aumento de migrantes. Además de esto, es importante resaltar que la población colombiana que se encuentra permanentemente domiciliada en Brasil no es tan relevante numéricamente frente a los migrantes provenientes de otros países de la región, como Uruguay, Paraguay y Argentina. Sin embargo, esto puede deberse, en gran medida, a las características de cada país y a la proximidad y accesibilidad geográfica a Brasil. Según información proporcionada por la Cancillería de Colombia (2015) en la cual se exponen las principales características de los connacionales que habitan en los países de la región:

Gran parte de los colombianos en Brasil son estudiantes o funcionarios de empresas transnacionales, la comunidad colombiana en Brasil que cuenta con estudios profesionales labora en compañías o son independientes y, además del refugio, otro grupo de colombianos mantiene su domicilio en Brasil y sus familias se encuentran establecidas en este país.

Es importante resaltar que, de esta población, la mayoría se encuentra dispersa en la parte costera este de Brasil y específicamente en las grandes ciudades. La mayor población de colombianos domiciliados en Brasil se encuentra en Sao Paulo, seguidos por los que se encuentran en Río de Janeiro, en Amazonas y en Rio Grande do Sul, respectivamente (ver Mapa 1), lo cual demuestra que el fenómeno migratorio colombiano hacia Brasil comparte características de migración de larga distancia por su concentración en las grandes zonas urbanas de Brasil con elementos de migración transfronteriza, lo cual se refleja en la considerable presencia de colombianos en el estado federal de Amazonas.

Por otro lado, al revisar los datos de la población colombiana económicamente activa mayor de 15 años residente en Brasil por actividad laboral, se evidencia que la mayor proporción de estos se encuentran laboralmente activos en campos relacionados con servicios comunales, sociales y personales; en comercio, restaurantes y hotelería; y en el sector de la industria manufacturera (ver Tabla 3); reforzando la hipótesis de que Colombia se ha convertido en una de las principales regiones exportadoras de mano de obra a los países de la región y que la mayoría de estos colombianos se encuentran ubicados en el sector de servicios. Es importante resaltar que:

Cuando se parte del nivel individual cada movimiento migratorio tiene una explicación que parece única. No obstante, el conjunto de ellas es clasificable y la frecuencia de una u otra categoría, así como la distribución del conjunto de ellas están determinadas por circunstancias generales que afectan los niveles meso o macrosociales, como: el entorno familiar, la visión de futuro y los imaginarios comunitarios en torno a la emigración en la comunidad, hechos medioambientales, conflictos sociales, coyuntura económica, políticas migratorias en origen y destino y localización geográfica, entre muchos otros aspectos (Mejía Ochoa, 2012, p. 198).

En esta investigación realizada por Mejía Ochoa en el año 2012, se hizo evidente que en más de un 80 % de los casos las razones para migrar a otro país tienen motivos predominantemente económicos y laborales. Adicionalmente a esto, la investigación resalta que en más del 50 % de los casos de las personas retornadas al país después de vivir en el exterior por un período prolongado de tiempo, sus razones principales para el regreso son por motivos familiares.

Migración transfronteriza en el Amazonas colombo-brasileño

En este punto, es importante resaltar la migración de colombianos al Amazonas brasileño que, si bien no representa una proporción mayoritaria del total de colombianos en Brasil, demuestra ser la tercera zona con mayor concentración de connacionales en ese país y exhibe unas características migratorias particulares que la hacen atractiva para ser investigada. El movimiento de nacionales en la frontera amazónica colombo-brasileña responde a dinámicas bastante específicas y diferenciadas para la zona. Esto debido en gran parte a las peculiaridades de la región, como:

Las distancias existentes entre ellas y los “centros políticos y de producción”, ubicados en el interior del país, y a sus características geográficas por la predominancia de zonas selváticas y de difícil acceso con poca o nula infraestructura vial y de servicios (Trejos Rosero, 2015, p. 45).

La mayoría de colombianos que han migrado a esta zona se encuentran localizados en el municipio de Tabatinga, ciudad brasileña contigua a la ciudad colombiana de Leticia. No obstante, estos datos difieren con los presentados por el Ministerio de Relaciones Exteriores (2015)1, pues según estos, el número de colombianos allí asciende a 1868 únicamente en el estado de Amazonas (ver Tabla 2). Sin embargo, con estas cifras se puede ver una distribución geográfica un poco más específica de colombianos en esta región, en las que se señala que en su mayoría se encuentran en zonas fronterizas. Adicional a lo anteriormente planteado, en la zona de la frontera amazónica se presenta un gran flujo de migrantes debido a las disparidades de poder adquisitivo de estos y a los cambios en las tasas de cambio de las monedas que allí circulan; lo anterior, sumado a los flujos migratorios protagonizados por parte de indígenas, afrodescendientes y de trabajadores y residentes de la zona. Así, vemos cómo:

Personas de ambos países traspasan a diario la línea limítrofe por su recorrido de la vivienda al trabajo, en busca de bienes y servicios según las disponibilidades locales o lo que resulte más conveniente adquirir en uno u otro lado, más aún cuando al menos el 40 % de la población de Leticia, Tabatinga y Santa Rosa tienen triple nacionalidad: colombiana, brasileña y peruana (Ramírez, 2006, p. 15).

Según datos proporcionados en el estudio realizado por Eichman (2015), entre los años 2000 y 2010 se registró que más del 60 % de los colombianos presentes en la zona migraron directamente desde Colombia y que en estos años hubo un incremento en su número del 74 %. En esta misma investigación, al realizar una comparación entre niveles de escolaridad de los migrantes de la amazonia brasileña, se identificó que los colombianos son los que presentan menores niveles de esta, obteniéndose un 41 % con educación media completa y un 42 % que no han culminado la primaria (p. 15). De estos, solo un 10.6 % tiene estudios superiores, frente a un 21.6 % en los bolivianos y un 17.1 % de los peruanos presentes en la zona. Por lo tanto, son los colombianos quienes cuentan con una menor escolaridad con relación a los migrantes de otras nacionalidades presentes en la región.

Sumado a esto, es importante resaltar los esfuerzos que se han realizado en ambos países para mejorar las condiciones tanto de gobernabilidad y de habitabilidad, como de cuidado del medio ambiente de la zona, que, aunque no satisfacen el 100 % de las necesidades, son un primer acercamiento a estandarizarlas y a darles solución. Entre estos esfuerzos, por ejemplo, se encuentran la adhesión de ambos países al Tratado de Cooperación Amazónica (TCA) y la creación de la Comisión de Vecindad e Integración Colombia-Brasil, en la cual el último año (٢٠١٥) se presentó un:

Memorando de Entendimiento para la cooperación en asuntos indígenas y afrodescendientes en la zona de frontera y un acuerdo en materia de pesca y acuicultura. Asimismo, se presentó una propuesta de documento para generar una solución automatizada tanto de registro migratorio en fronteras terrestres como de identificación y validación para los residentes de la zona de frontera. Por último, se concluyó el Diplomado en Gerencia de Proyectos para Cooperación Binacional auspiciado por la Escuela Superior de Administración Pública –ESAP, dirigido a los funcionarios públicos de las localidades de Leticia y Tabatinga, y enfocado a fortalecer las capacidades de los sectores locales en la generación de propuestas de desarrollo binacionales (Cancillería, 2016).

Migración por temas académicos

En términos de educación superior, según datos del Unesco Institute for Statistics (2017), para 2014 Brasil era uno de los cinco países del mundo que más estudiantes colombianos recibía anualmente, encontrándose por encima de Australia, Canadá, Reino Unido y, en la región, de países como Ecuador y Chile2 (ver Tabla 4). Por su parte en Brasil, como lugar de destino de estos estudiantes, la mayoría de la población estudiantil extranjera proviene de Angola, seguida por Colombia, Perú, Argentina y otros países de la región; siendo

Colombia el principal emisor de migrantes en América Latina con destino a Brasil por temas académicos (ver Tabla 5). Entre 2007 y 2015, se registraron 26 134 flujos migratorios de colombianos de salida hacia Brasil por motivos de estudio (ver Figura 2). Dentro de este lapso de tiempo, el número de flujos migratorios hacia Brasil por este motivo aumentó un 240 % entre 2007 y 2015, llegando a un punto máximo de 4530 colombianos en el año 2014. Esto demuestra que, en cuanto a flujos migratorios de estudiantes, se ha tenido una tendencia a aumentar, aun cuando las cifras en el último año estudiado sean menores al anterior.

En la actualidad hay convenios entre los dos Gobiernos no solo en educación convencional o tradicional como la educación en programas de pregrado, sino que también existe el apoyo en educación técnica en los temas en los que Brasil es pionero como en el de educación ambiental. Entre estos, aparecen actividades de capacitación en “investigación de última generación y desarrollo de tecnologías de punta, adecuadas a las realidades y necesidades de América Latina y el Caribe” (Embajada de Colombia en Brasil, 2016). Además de esto, se encuentran diversos memorandos de entendimiento entre los dos países que fortalecen la cooperación entre ambos en temas de fomento a la educación. Por otra parte, se manifiesta la creación de incentivos para la migración al país como lo son las diversas becas creadas a través del Programa de Alianzas para la Educación y la Capacitación (PAEC) entre la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Grupo Coímbra de Universidades Brasileñas (GCUB), la División de Temas Educativos del Ministerio de Relaciones Exteriores del Brasil y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) (OEA, 2016).

A través de este proyecto se busca la creación de alrededor de 400 becas anuales para estudios de maestría y doctorado. Según datos tomados de la Embajada de Brasil en Colombia, más de 65 estudiantes colombianos se han visto beneficiados por estas becas. Cabe resaltar que para la obtención de una de estas:

[…] el candidato deberá haber permanecido en su país de origen o de residencia, por lo menos dos años, después de haber obtenido su título de magíster o doctor, en el caso en que el candidato haya recibido beca de estudio o de investigación por parte de una agencia brasileña de fomento, o en el caso de haber sido exestudiante graduado por el Programa Estudiante-Convenio PEC-G (Embajada de Brasil en Colombia, 2016).

Para acceder a estos beneficios los estudiantes deben ser colombianos o ciudadanos de un país en desarrollo, y esto está coordinado por la División de Temas Educacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño, el Ministerio de Educación, la Coordenação de Aperfeiçoamento de Pessoal de Nível Superior (CAPES), el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCT) y el Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico (CNPq), e incluye programas de posgrado lato sensu y stricto sensu. Cabe destacar que de acuerdo al 2016 QS ranking de universidades latinoamericanas, ocho de las mejores 20 universidades de la región son brasileñas.

Es oportuno rescatar que entre los dos Estados se han desarrollado alrededor de 10 memorandos de entendimiento y acuerdos en los cuales se fortalece la cooperación en este sentido. Entre estos, se encuentran acuerdos para la Promoción de Estudios e Investigación (2015), para la Cooperación Científica, Tecnológica, Académica y de Innovación (2012), para la Cooperación Académica y de Innovación (2011) y para la Cooperación Académica y Cultural (2011). Estos memorandos de entendimiento tienen como objetivo principal el fortalecimiento de las relaciones de cooperación entre la Academia Diplomática Augusto Ramírez Ocampo y la Fundación Alexandre de Gusmão (FUNAG), la formación de recursos humanos, la movilidad académica de corta y larga duración y han sido desarrollados por las principales instituciones de ambos países.

Por otro lado, cabe resaltar la creación en el año 2010 de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILA), la cual es una institución pública de educación superior brasileña ubicada en la frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay. Esta nació de una iniciativa del presidente Luiz Inácio da Silva en el año 2007, en la búsqueda de impartir una formación bilingüe y crear una visión integradora de América Latina. Esta Universidad no tiene ningún costo de matrícula para los estudiantes colombianos (solamente el valor de la manutención). Sumados a esta iniciativa se han creado programas de movilidad docente en diversas áreas con universidades colombianas como la Universidad Nacional de Colombia.

Migración por temas laborales

Como se podrá evidenciar posteriormente, también ha habido un aumento en el flujo migratorio de colombianos por motivos laborales (ver Figura 2), aumentando en un 33 %, de 8090 flujos registrados para 2007 a 10 763 para 2015, llegando a un punto máximo de 12 716 colombianos en el año 2014. Esto demuestra que, en cuanto a flujos migratorios de trabajadores, al igual que en los flujos de estudiantes, ha habido una tendencia a aumentar aun cuando la cifra de 2015 sea menor a la del año anterior. Esto puede estar dado principalmente por temas como el aumento de acuerdos de cooperación y de facilitación de inversiones y la facilidad de movilidad de un país a otro, pues para temas de inversión o trabajo el Gobierno brasileño otorga visas de residencia temporal hasta por dos años.

Además de lo anteriormente mencionado, se han creado diversos memorandos de entendimiento, como lo es el creado entre la Empresa de Planeación y Logística de Brasil y Cormagdalena, buscando desarrollar un programa de cooperación que fortalezca las capacidades de las partes en el sector de logística y transporte fluvial de Colombia y Brasil a través de intercambio de conocimiento, práctica profesional y capacitación (Embajada de Colombia en Brasil, 2016).

Por otro lado, Brasil es uno de los países que más ha participado en la realización de proyectos de cooperación horizontal Sur-Sur regional en 2014, con 61 proyectos; gran parte de estos enfocados a la cooperación con países de la región, lo cual fue determinante para las aproximaciones con Brasil en materia de cooperación internacional en el tema laboral, siendo junto con México, Perú y Chile los principales socios de él en la región (Informe Sur-Sur, 2016, pág. 188). Sumado a esto, el proceso de asociación de Colombia a Mercosur ha generado pautas para el crecimiento económico y la movilidad de diferentes personas de un país a otro, lo cual se ha desarrollado paralelamente durante el período de auge de los procesos de integración regional en América Latina, que ha propiciado una mayor fluidez de las migraciones intrarregionales, de las cuales Brasil ha sobresalido como destino migratorio, mientras que Colombia ha tendido a la diversificación de los destinos migratorios de sus habitantes a lo largo de la última década (OIM, 2012).

Por ende, Colombia se ha convertido en uno de los principales países exportadores de mano de obra a los demás países de la región. Estas migraciones están determinadas en gran medida por motivaciones de carácter laboral y económico.

Las migraciones laborales son una parte constitutiva de la dinámica social de la zona. Los trabajadores migrantes se movilizan hacia el exterior motivados principalmente por razones económicas y laborales, fundadas estas, por un lado, en la falta de trabajo, las deficitarias condiciones de contratación y la ausencia de perspectivas de mejoras en relación con el empleo y los ingresos laborales en los países de origen y, por otro, en las oportunidades laborales y las condiciones generales de inserción en los mercados de trabajo de otras naciones.

Dicho de otra manera, las migraciones de suramericanos en la región son, casi exclusivamente, de índole laboral (OIM, 2012, pp. 13-14).

La migración internacional colombiana a Brasil es un fenómeno que ha ganado relevancia gradual en diferentes ámbitos. En la actualidad, según datos de la Cancillería de Colombia (2015), existe un alto número de familias colombianas que se encuentran en Brasil vinculadas a empresas internacionales y que mantienen, en su mayoría, un domicilio transitorio en Sao Paulo, Río de Janeiro, Curitiba, Porto Alegre o Belo Horizonte. Colombia se ha convertido en una de las principales naciones exportadoras de mano de obra a los países de la región, esto dado por la falta de oportunidades locales y por la búsqueda de mejores oportunidades de crecimiento. En la actualidad, tiene lugar un incremento vertiginoso de los desplazamientos migratorios entre los países de la región condicionado por procesos como la globalización y la integración regional. Uno de los temas neurálgicos de este punto en la investigación, es el análisis de la influencia que tienen los diferentes acuerdos llevados a cabo entre los dos países. Uno de los más importantes en este ámbito es el “Acuerdo sobre Residencia para Nacionales de los Estados partes del Mercosur, Bolivia y Chile”, que data de fines de 2002. Este convenio:

Establece la libre residencia de los ciudadanos que pertenecen a algún país miembro del Mercosur, en cualquiera de los países que lo componen. Además, dispone que las personas que han obtenido esa residencia tienen el derecho a ingresar, salir, circular y permanecer libremente en el territorio del país receptor, así como el derecho de acceder a cualquier actividad, tanto por cuenta propia como ajena, en las mismas condiciones que los nacionales del país receptor, siempre de acuerdo con las normas legales vigentes de cada país (Martínez Pizarro, 2008, p. 76).

Este acuerdo, del cual Colombia y Brasil forman parte, es uno de los principales lineamientos de movilidad intrarregional en América Latina, pues ha dado lugar al surgimiento de nuevos desplazamientos migratorios en la región, tanto temporal como permanente, facilitando los traspasos de conocimientos laborales en esta zona. Sin embargo, a pesar de estos avances, es posible evidenciar un ligero decrecimiento del volumen del número de flujos migratorios hacia Brasil desde 2015, como resultado de un progresivo retroceso económico acompañado de una crisis política que ha afectado tangencialmente el desarrollo de las migraciones.

A pesar de esta desaceleración, es de gran importancia resaltar la predominancia de los flujos migratorios por concepto laboral sobre las demás tipologías (ver Figura 2). Ante ello, se aduce que ha habido un fluido tránsito de personas entre ambos países, con una mayor tendencia a la emisión de personas desde Colombia. Ante ello, a pesar de que ha ocurrido una tendencia de crecimiento irregular de flujos de retorno de colombianos por concepto de estudios y trabajo entre 2007 y 2016 (ver Figura 3), la proporcionalidad entre el número de flujos de salida y los flujos de retorno mantiene una diferencia abismal, lo cual permite inferir que, a pesar de los decrecimientos percibidos en los flujos de salida, Brasil sigue siendo un destino masivamente buscado por los colombianos. La apertura de espacios de cooperación bilateral y regional, además de la expansión de las migraciones colombianas al exterior durante los últimos 15 años, son elementos que influyen transversalmente en el surgimiento de nuevos destinos migratorios, entre ellos, Brasil.

Prospecciones y conclusiones

Los autores del presente trabajo estiman que la tendencia migratoria de la población colombiana hacia Brasil continuará en aumento. Según estimaciones de Naciones Unidas (2017), el número de colombianos residentes en Brasil para 2015 podría ascender a 8179 habitantes, lo cual sostiene la directriz de crecimiento percibida desde los años setenta. Ante ello, las posibles razones para el crecimiento de la migración hacia Brasil siguen obedeciendo a factores como el diferencial cambiario y salarial como factores básicos para el incentivo de las migraciones laborales; tendencia primaria en las migraciones colombianas hacia este país. Asimismo, se estima que la tendencia migratoria va a seguir manteniendo un movimiento hacia los grandes centros urbanos y económicos de esa nación, reduciendo la representación proporcional de los flujos transfronterizos entre ambos países. Por último, es probable que la tendencia migratoria hacia Brasil no sea directamente afectada por elementos como la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Farc en 2016, debido a que, si bien la cifra de refugiados de nacionalidad colombiana en ese país ha tendido al aumento durante los últimos 10 años llegando a la cifra de ١288 refugiados para 2016 (Acnur, 2017), la evolución de los flujos migratorios de salida hacia Brasil han mantenido una tendencia al crecimiento por elementos exógenos a las lógicas del conflicto armado.

Una de las razones principales que motivan al realizar este tipo de estudios, es la necesidad de mostrar una faceta diferente de un fenómeno altamente complejo y multidimensional como son las migraciones internacionales. No solo presentarlo como el simple movimiento de personas de un lugar a otro, sino evidenciar las razones desde un caso concreto, la importancia que tienen los migrantes para el crecimiento y sostenimiento económico de una nación, en este caso específico, el crecimiento económico y académico tanto de los países expulsores como de los países receptores.

En primer lugar, es pertinente declarar que las migraciones colombianas hacia Brasil han experimentado un crecimiento estable durante los últimos diez años, con lo que la presencia de esta población se ha fortalecido en diferentes destinos no tradicionales. La proliferación de nuevos destinos, al igual que el crecimiento de las migraciones, posiblemente son pruebas de que el migrante colombiano ha venido siendo aceptado de una forma más abierta al interior de nuevas realidades sociales.

En segundo lugar cabe resaltar que, si bien el crecimiento porcentual del número de colombianos ha disminuido frente a los años anteriores debido entre otros factores al debilitamiento de las condiciones de vida en Brasil y al aumento de las posibilidades laborales y académicas en Colombia, Brasil continúa siendo uno de los principales destinos académicos de la región. Sin embargo, el número de colombianos que deciden optar por migrar definitivamente ha comenzado a verse afectado, pues ha aumentado el retorno de los connacionales a Colombia.

En tercer lugar, se puede evidenciar el impacto que tienen los acuerdos internacionales como el celebrado entre los países de Mercosur, Bolivia y Chile, en términos de movilidad internacional; pues estos facilitan las migraciones y el libre desplazamiento de nacionales de un lugar a otro. Sin embargo, a pesar de que se busca un flujo más libre de estos, aún existen diversas regulaciones que frenan el total movimiento de estas personas, estando entre estos convenios acuerdos de movilidad estudiantil, laboral y de carácter académico.

En cuarta instancia es necesario realizar una distinción entre los movimientos migratorios fronterizos y no fronterizos; caracterizando en este punto que, si bien, la migración a la Amazonia Legal brasileña3 no presenta una proporción mayoritaria al total de colombianos en Brasil, sí representa la tercera zona con mayor concentración de colombianos en el país y muestra unas características migratorias particulares que la hacen atractiva para ser investigada. El movimiento de nacionales en esta zona responde a dinámicas bastante específicas y diferenciadas frente a la presente en otras regiones del país. Esto debido en gran parte a las peculiaridades tanto económicas como socioculturales de la zona, siendo representativo en esto el bajo nivel de escolaridad que contrasta con las dinámicas presentes en otras regiones del país en donde la migración académica de tercer nivel es la más predominante.

Es importante rescatar que las migraciones laborales son una parte constitutiva de la dinámica social de la región y que las razones principales de los connacionales para migrar a otro país tienen motivos predominantemente económicos y laborales, aunque en Brasil también predominan mucho los motivos académicos y de aumento de fronteras de desarrollo profesionales. Sin embargo, pese a la no existencia de cifras oficiales o cifras exactas que relacionen la población estimada con la población actual de connacionales en ese país, se observa que se trata de una baja migración comparada con la de colombianos a otros países de la región como Venezuela, Ecuador, Chile o Argentina.

Finalmente, y frente a este último aparte, otra de las razones fundamentales que influye en las dinámicas migratorias es factiblemente la gran distancia existente entre Leticia, ciudad principal en el Amazonas colombiano y ciudad más cercana a Brasil con respecto a otras ciudades del país, con ciudades que por tradición son expulsoras de migrantes, sin mencionar la barrera idiomática con el idioma portugués. Gracias a esto, se ha dado el hecho de que en las regiones aledañas a las zonas fronterizas colombo-brasileñas, no se diera una fuerte migración de colombianos a causa de la poca población existente en estas y del reducido flujo de capitales en esta región, a pesar de que exista una interacción transfronteriza fluida.

Por último, y a manera de reflexión final, el estudio del fenómeno migratorio de colombianos hacia Brasil es un caso singular y apasionante debido a la naturaleza y la coyuntura inherente a la interacción entre ambos países. Así, en el caso de Brasil, se han desarrollado tendencias migratorias que se diferencian de otros casos de la región en los que el movimiento de personas ha generado unos patrones similares frente a unos contextos sociales y geográficos definidos. El esfuerzo por realizar una comprensión sensata de este caso de estudio obedece a la necesidad imperiosa de abordar profundamente la importancia de las migraciones colombianas como una realidad tangible, de la cual no solo es un elemento que debe ser considerado por las autoridades pertinentes para el manejo adecuado de una política migratoria de Estado, sino para el desarrollo del entendimiento de las dinámicas de estas poblaciones; grupos de personas que, como responsabilidad y quintaesencia del Estado, son prioritarias en la protección de sus derechos y libertades.

Referencias

Acnur. (2017). Population Statistics Database. Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Recuperado de http://goo.gl/YZnXpz.

Banco Mundial. (2017). Crecimiento del PIB (% anual). Recuperado de https://goo.gl/JFv7vW

Cancillería de la República de Colombia. (2012). La Cancillería da un nuevo impulso a la cooperación académica y cultural entre Brasil y Colombia. Recuperado de https://goo.gl/F4ag3Z

Cancillería de la República de Colombia. (25 de noviembre de 2015). Respuesta a derecho de petición – S-GALC-15-115584. Información de acceso público mediante solicitud formal.

Cancillería de la República de Colombia. (2016). Comisión de Vecindad e Integración Colombia-Brasil. Recuperado de https://goo.gl/AcJzML

Cepal. (2016). Comisión Económica para América Latina. Investigación de la Migración Internacional en Latinoamérica – IMILA. [Bases de datos de censos para países latinoamericanos y del Caribe]. Recuperado de http://goo.gl/RkVkLf

Dane. (2005). Departamento Administrativo Nacional de Estadística. Censo General de 2005. Recuperado de http://goo.gl/pTZrl. Consultado el 10 de junio de 2017.

Dane. (2017). Departamento Administrativo Nacional de Estadística. Gran Encuesta Integrada de Hogares –GEIH–, mercado laboral. Recuperado de https://goo.gl/xAoDR1 Consultado el 10 de junio de 2017.

Diniz, E. (2004). Democracia y desarrollo en Brasil: la relevancia de la dimensión político-institucional. Revista CIDOB d’afers internacionals, 61-77. Recuperado de https://goo.gl/q1kdx8

Eichman, J. A. (2015). International Migration and Segregation in the Brazilian Legal Amazonia. Espace populations sociétés [en línea]. Recuperado de https://goo.gl/sBpWd2

Embajada de Colombia en Brasil. (2016). Instrumentos y acuerdos suscritos. Recuperado de https://goo.gl/J8v3yq

Embajada de Brasil en Colombia. (2016). Presentación del programa PEC-PG. Recuperado de https://goo.gl/Rj3Vyp

Figueiredo, M. (2008). La evolución político-constitucional de Brasil. Estudios constitucionales, 6(2), 209-246. Recuperado de https://goo.gl/LkRC7D

IBGE. (2017). Instituto Brasileiro de Geografía e Estadística. Taxa de desocupação na semana de referência, das pessoas de 10 anos ou mais de ida de. Recuperado de https://goo.gl/spHqgK

Martínez Pizarro, J. (2008). América Latina y el Caribe: migración Internacional, derechos humanos y desarrollo. Santiago de Chile, Chile: Naciones Unidas – Cepal. Recuperado de https://goo.gl/7k2fRJ

Mejía Ochoa, W. (2012). Colombia y las migraciones internacionales. Evolución reciente y panorama actual a partir de las cifras. Recuperado de http://goo.gl/FMcZY6

OIM. (2012). Organización Internacional para las Migraciones. Panorama migratorio de América del Sur. Recuperado de https://goo.gl/ckCFh2.

ONU. (2017). Organización de las Naciones Unidas. Total International Migrant Stock Report. Recuperado de https://goo.gl/2tWzpi

Ramírez, S. (2006). Colombia-Brasil: distante vecindad se fortalece en la seguridad y el comercio. Análisis político, (58), 3-34. Recuperado de https://goo.gl/PScYVV

Sánchez C., y Calderón D. (2017). Geopolítica de los derechos humanos en las fronteras terrestres de Colombia en el primer período presidencial de Juan Manuel Santos. Revista Via Inveniendi et Iudicandi. 12(2) 53-72. DOI: http://dx.doi.org/10.15332/s19090528.2017.0002.02. Recuperado de http://revistas.usantotomas.edu.co/index.php/viei/article/view/3752/3714

Trejos Rosero, L. (2015). El lado colombiano de la frontera colombo-brasileña: una aproximación desde la categoría de área sin ley. Estudios fronterizos, 16(31), 39-64. Recuperado de https://goo.gl/PJdjjL

Triami Media. (2017). Inflación histórica Brasil – inflación histórica Brasil IPC. Recuperado de https://goo.gl/1LQV6Y

Tuirán, R. (2009). Fuga de cerebros, movilidad académica, redes científicas: perspectivas latinoamericanas. Citado en: Cortés Saavedra, Diana Marcela. (2016). La movilidad de personas como manifestación de la proyección política internacional de los Estados. Estudio de caso: Brasil y África lusófona durante el Gobierno de Lula Da Silva (tesis de pregrado). Repositorio de la Universidad del Rosario, Bogotá D. C., Colombia. Recuperado de https://goo.gl/mgLmKF

Unesco Institute for Statistics. (2017). Global Flow of Tertiary-Level Students. Recuperado de https://goo.gl/JAGFSy.

Unidad Administrativa Especial Migración Colombia. (20 de noviembre de 2015). Respuesta a derecho de petición – 20156222558632. Información de acceso público mediante solicitud formal.

Unidad Administrativa Especial Migración Colombia. (19 de marzo de 2017). Respuesta a derecho de petición – 20172150262261. Información de acceso público mediante solicitud formal.

Unidades de Conservación en Brasil. (s. f.). Las diferentes Amazonias. Recuperado de https://uc.socioambiental.org/es/amaz%C3%B4nia/las-diferentes-amazonias

Anexos


1 Información otorgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores (2015) vía derecho de petición.

2 Es importante resaltar que el estudio realizado por el Unesco Institute for Statistics (UIS) no cuenta con cifras de estudiantes colombianos salientes a Argentina o México, países que, en la región, reciben un alto flujo de migrantes colombianos anualmente.

3 La Amazonia Legal brasileña es una región administrativa definida en 1966 para la aplicación de subvenciones para el desarrollo y comprende los estados de Acre, Amapá, Amazonas, Pará, Rondônia, Roraima, Tocantins, Mato Grosso y parte de Maranhão (Unidades de Conservación en Brasil, s. f.).

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN: 1900-0448 - e-ISSN: 2500-5286 - DOI: https://doi.org/10.15332/25005286