Volver a los detalles del artículo La educación secundaria en México: ¿reforma curricular o estructural?